Cartas a Gracia: Cuestión de pesos

By on octubre 6, 2014

No supimos, Gracia, que al tiempo en el que se realizaba una carrera de 5 kilómetros en solidaridad con la Cruz Roja –Puebla– teñida de azul, se verificaba en las instalaciones de la XXV zona militar con sede en Puebla, la 4ª carrera “La Gran Fuerza de México”, de 5 y 10 kilómetros. Nos enteramos a toro pasado y todo porque mi madre, que acompañó a Bárbara, mi sobrina, me comentase sus impresiones; bien organizada, pocos corredores, todo limpio y en su lugar, seguramente el único pulmón de la ciudad, ganada por un atleta seguramente africano. En tanto, en la Ciudad de México, en instalaciones del campo militar número 1 “la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) organizó por segunda vez el medio maratón “La Gran Fuerza de México”, con el objetivo de estrechar el vínculo emocional de la población con el Ejército y Fuerza Aérea Mexicana”. (http://www.runmx.com/se– realiza–con–exito–el–medio–maraton–la–gran–fuerza–de–mexico/), vínculo roto por la cuestionada actuación de militares en Tlatlaya, estado de México, acusados por medios internacionales de perpetrar un “ajusticiamiento” en contra de quienes fuesen señalados como miembros del crimen organizado. Por cierto que la jornada se realizo al parejo en las instalaciones de distintas “zonas militares”, ganada en la Ciudad de México por corredores de fondo profesionales, pues no se puede entender de otra manera, que a los ganadores –hombres y mujeres– les paguen por entrenar y representar a las fuerzas armadas en este tipo de eventos.

Cuestión de pesos y centavos, Gracia, Miguel Alonso Raya, presidente de la Fracción Parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, recuerda que son tiempos de dinero, que es hora de discutir, de aprobar o, en su caso, modificar y/o rectificar el anteproyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, entregado por el Ejecutivo a los legisladores, a través del “secretario de despacho correspondiente” el 8 de septiembre del año corriente. Tendría presente, y es un decir, pues no me consta, que ejercen los 500 representantes populares, de manera exclusiva la potestad mas importante en el Congreso de la Unión, la de decidir en quégastará el Ejecutivo de la Unión el dinero recaudado a través de los impuestos.

Pone “el dedo en la llaga”, señala, previo a la comparecencia de Emilio Chuayffet Chemor, encargado del despacho educativo del gobierno de Enrique Peña Nieto, el 7 de octubre, que con la suma propuesta por el Ejecutivo para el rubro “formación continua, actualización y desarrollo profesional de los profesores de educación básica” (203 millones 658 mil 574 pesos) poco se puede hacer, que  “tales cifras resultan insuficientes para enfrentar los retos que implica la preparación de los docentes que serán evaluados constantemente a raíz del cambio constitucional y reglamentario en materia educativa.” (http://www.jornada.unam.mx/2014/10/05/sociedad/032n2soc). Acota que cálculos propios derivado del documento elaborado en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que corresponderán, cuestión de pesos más pesos menos, 260 bimbiliques por choya, para cada uno de los más de 700 mil docentes de educación básica del sistema público, y que en el subsistema de Media Superior, el estipendio ascenderá, a 80 pesos por cráneo (14 millones 851 mil 516 pesos para 156 mil docentes), cantidad que no permitiría que los egresados de las universidades públicas y privadas aceptados, sin formación para transmitir sus conocimientos, asistan a un curso de preparación pedagógica.

Pesos más, pesos menos, Gracia, los datos a los que alude un legislador egresado de la Escuela Normal Rural, Luis Villareal, ubicada en el Mexe Hidalgo, da pie a comparaciones, triviales si tu quieres, pero comparaciones al fin y al cabo, pues si bien es cierto que los 14 millones previstos en la Programación Detallada 2015 son los primeros que se asignan a cuestiones relacionadas con la formación docente en el nivel de Media Superior tras que fuese aprobada la obligatoriedad para que el Estado preste el servicio, los padres –y madres– cumplan con la responsabilidad de inscribir a sus vástagos en las escuelas –publicas y/o privadas– que procuran el servicio y los adolescentes cursen este nivel de estudios de manera obligatoria, también lo es que la cantidad asignada a formación continua del personal docente adscrito a educación básica (preescolar, primaria y secundaria) por la actual administración representa solo una tercera parte (31.71 por ciento) de los recursos asignados por la administración de Felipe Calderón en 2009, año culmen en el que la cifra asignada ascendió a los 640 millones de pesos, y alcanzase solo a 58.33 por ciento que, presupuestado por la administración panista, ejerció en este rubro la administración de Enrique Peña Nieto (348 millones de pesos) en 2013.

Recursos “transferidos a las entidades federativas”, en 93 por ciento, Gracia, (188/203 millones de pesos), tendrían que multiplicarse por lo menos por cinco hasta alcanzar la cifra suficiente para que el personal docente adscrito a los niveles considerados en la Ley General del Servicio Profesional Docente, señalaría Raya. Amigos y amigas que laboran en este nivel, con los que tu tienes contacto, corroboran que abría que corregir el entuerto, que en la actualidad y al margen de una opción libre y voluntaria, hasta 90 por ciento de los y las docentes que acreditan estudios de posgrado, la participación en cursos y talleres de actualización para mejorar su nivel en el escalafón y obtener beneficios adicionales en Carrera Magisterial, costean sus estudios.

Cierto que la mejora en la preparación profesional precisa de “inversiones propias” para incrementar los ingresos profesionales, pero también que como parte de una política pública, la inversión gubernamental debiese estar a la altura de la circunstancias vinculadas con la prestación del servicio educativo de calidad que requieren niñas, niños y adolescentes. Te saludo el próximo sábado en el que posiblemente ya podamos degustar el exquisito mole de caderas que se origina en las colindancias de los estados de Puebla y Oaxaca.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>