Cartas a Gracia: Perversas y maliciosas

By on enero 26, 2015

Gustavo Santín Nieto
Cartas a Gracia

El calendario de carreras que se publica en la web producto de esfuerzo de empresas y de particulares (http://www.runmx.com/calendariodecarrerasymaratones/), no contempla que alguna, ni siquiera una de 5 kilómetros, se realice entre enero y abril en la Puebla de Zaragoza, nada que pudiese sorprendernos Gracia, sin embargo, el internet permite enterarnos de noticias vinculadas con el deporte que practicas, como por ejemplo de los buenos comentarios que hacen corredores y corredoras que participaron en la onceava edición del medio maratón del Puerto de Veracruz, de los 7 triatlones y dos maratones que se realizaran en los meses de referencia. Por cierto que para hacer turismo deportivo destacan el triatlón de Mérida (1 de febrero) y el medio maratón de Los Cabos (8 de febrero). Por cierto que Rosario, una amiga de la que te conté fuese aficionada a la práctica de la carrera y que cuenta como tú, con varios maratones en la cartera, recomienda correr por su organización, el que se efectúa en la ciudad de Querétaro, programado en su vigésimasexta edición para el 4 de octubre del 2015.

Por cierto que el sitio para el próximo maratón de Querétaro, como el de la ciudad de México, cuenta con un cronómetro que indica los días faltantes para que se efectúe la competencia, para que aprendan los compadres responsables de la competencia local.

Pero pasando a otra cosa, Gracia, te comparto que declaraciones escritas de la autoridades educativas vinculadas con la aplicación de la Reforma Educativa podrían  recibir, a mi juicio, el mote “Perversas y maliciosas”. ¿Qué por qué te lo comento?, lo hago en razón a informes compartidos previamente (Comunicado 006, Dirección de Comunicación Social, Secretaría de Educación Pública) como el siguiente “El Gobierno Federal pagó la nómina educativa, correspondiente a la primera quincena de 2015, a nivel nacional, por cuenta y orden de los gobiernos de los estados y, en el marco del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), con base en el proceso de conciliación de la nómina con las entidades y con respeto a todos los derechos de los trabajadores de la educación federalizados.” (http://goo.gl/dPilyz). Hasta ahí las cosas no parecerían fuera de lugar sin embargo movilizaciones de maestros en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Sinaloa culpan al gobierno federal y a sus emisarios de “pagarles” y de “no pagarles” fuera de los causes tradicionales quien a su vez se justifica en realizar dichos pagos y no pagos “por cuenta y orden” de los gobiernos de la entidades. La Ley de Coordinación Fiscal modificada tras el 9 de septiembre negro de 2013, sin embargo, establece que los “Fondos”, 8 en total incluido el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE) “se integrarán, distribuirán, administrarán, ejercerán y supervisarán, de acuerdo a lo dispuesto en el presente Capítulo.” (parágrafo tercero, artículo 25, Capítulo V, De los Fondos de Aportaciones Federales, Ley de Coordinación Fiscal). El Artículo 26–A emite reglas de operación en las que faculta, a SEP, a “establecer un sistema de administración de nómina, a través del cual se realizarán los pagos de servicios personales a que se refiere el artículo anterior.”, y a la de HCP para emitir “las disposiciones que deberán observar las entidades federativas para registrar cada nómina.”, y deja a las autoridades educativas federales en realidad, confinadas al triste papel de ser meros gestores, tramitadores (Las autoridades educativas de las entidades federativas deberán proporcionar a la Secretaría de Educación Pública toda la información que ésta les requiera en términos de este artículo; párrafo 2, fracción I, Artículo 26–A) que actúan de acuerdo a mandatos, legalizados por el Congreso de la Unión, de pactos “Por México”, suscritos, a instancias del ejecutivo federal, por éste y por los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática. Pero dándole mate a la frase “por cuenta y orden” de las autoridades educativas locales, Gracia, en el parágrafo segundo del artículo III del artículo de referencia se establece que agotado el trámite de validación de las plazas (Hacienda), tras la autorización de la mismas (SEP) “la Secretaría de Educación Pública solicitará a la Tesorería de la Federación, realizar el pago correspondiente, con cargo a los recursos que correspondan del Fondo a cada entidad federativa;”. ¿No te parece que tiran la piedra, culpan a las entidades y esconden la mano?

El mismo calificativo merecen las afirmaciones que el “Comunicado 010.– 2015, año de cambios para llevar la Reforma Educativa a las aulas” atribuye a Emilio Chuayffet Chemor, quien en clara alusión a posturas contra–reformistas asumidas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, académicos e investigadores del quehacer educativo, señala que la “Reforma no es como lo quieren ver unos reduccionistas, una Reforma Administrativa.”, aunque afirme “No, es de fondo” y acote reconociendo que finalmente los críticos, los “reduccionistas” tengan la razón “y vamos a ir a los planes y programas de estudios, vamos a ir al Modelo Educativo, pero no se logra en un año o dos.”. Dos más dos que se requerirían en el mejor de los casos para arribar a un nuevo modelo educativo y a nuevos planes y programas de estudio, cuatro, a dos de la despedida de una administración que poco logrará puesto que desde ahora se encuentra en crisis por el rechazo social a sus reformas estructurales, por la inseguridad galopante, la muerte y desaparición forzosa de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa Guerrero, el estado de sitio en el que viven entidades como Guerrero, Oaxaca y Michoacán, el incremento de los secuestros y asesinatos en muchas, la mayoría de las entidades de la República, la actitud represiva de los cuerpos policiacos ejercido por los gobiernos locales y el federal incluido el del Distrito Federal, por la tan cuestionada probidad de los “jefes” máximos, por la caída de los precios del petróleo, la devaluación acelerada del peso frente al dólar, por el incremento del precio de las gasolinas. Así como están las cosas “puede que” las mentadas reformas, a planes y programas y el nuevo modelo educativo lleguen tal vez para el 2020. En una próxima carta te comentaré un “deslinde vergonzoso” realizado vía web, por autoridades de la Universidad Autónoma de Puebla, cuando algunos estudiantes se manifestaban frente a un acto al que asistió Enrique Peña Nieto. Hasta la vista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>