Cartas a Gracia: Preservar fines, principios y criterios

By on marzo 30, 2015

Gustavo Santín Nieto
Cartas a Gracia

Hoy lunes 30 de marzo se inicia el de receso escolar de primavera, Gracia, y es curioso que mientras que más de 25 millones de alumnos, alumnas maestros y maestras de todos los niveles educativos, incluido el superior, “vacacionan” con toda normalidad estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos Alanís” de Ayotzinapa, Guerrero, se “enfrentasen”, el viernes 27, con policías estatales antimotines tras seis meses de reclamos por la desaparición “forzada” de 43 compañeros y que, ese mismo día, Emilio Chuayffet Chemor, secretario de Educación Pública (SEP), señale que “en materia educativa” (Comunicado –SEP 071–. Se recupera el rumbo en materia educativa, Ecatepec, Mex., 27 de marzo de 2015) “estamos recuperando el rumbo”. Con antelación trabajadoras y trabajadores de la educación afiliados y no a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) habrían señalado diversas irregularidades, entre ellas la falta de pagos que afecta a muchos de sus integrantes, con cargo a la nuevas reglas que establece el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE) y desvaríos, como las que representan los cambios “de plazas de base por interinatos a docentes en Edomex”, mediante engaños (http://www. jornada.unam.mx/2015/03/27/sociedad/ 041n2soc), al tiempo que autoridades educativas estatales evidenciaran un deterioro de las finanzas de sus dependencias y de las de los gobiernos a los que pertenecen, originado por una no adecuada conciliación de la nómina educativa ocasionada, entre otros motivos, por la falta de reconocimiento de casi 80 por ciento de las mal llamadas plazas de subsidio no aceptadas y validadas por los “conciliadores y validadores” oficiosos (funcionarios de la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público), por no entender y no autorizar que el salario de personal dependiente del sector público oficial se integrada de manera vertical y horizontal (Carrera Magisterial), por prestaciones no reconocidas centralmente, cuyo pago afecta el destino del gasto estatal que les enfrenta permanentemente con quienes tendrían que ser sus colaboradores, trabajadores y trabajadoras de la educación.

Que mal, Gracia, que estudiantes, madres y padres de familia, maestros y maestras tengan que seguir luchando en todas las palestras, incluidas las internacionales sin escapar el encuentro de futbol entre las selecciones de México y Ecuador, para que su voz de reclamo no sea ignorada, mientras que la inmensa mayoría descansa, vacaciona (casi todos en sus lugares de origen por falta de recursos económicos), mientras que Chuayffet Chemor pondera, que bueno que lo hace, pues al fin y al cabo son sus estrellitas, que en “dos años (se) pasó de 6 mil a casi 24 mil escuelas de tiempo completo”, cuestión del vaso medio lleno, equivalente a un incremento de 400 por ciento en un lapso muy breve, pero que cuestión de vaso medio vacío, representa tan solo 10 por ciento de las 243 mil que reporta “el total de escuelas en educación básica y media superior, 2011”, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), tras 72 años de gobiernos revolucionarios o 10.54 por ciento si solamente se tomaran en cuenta los planteles de preescolar, primaria y secundaria (227697).

Pondera don Emilio “que se han aplicado 8 mil millones de pesos a 10 mil escuelas que tenían infraestructura deficiente y 7 mil 500 millones de pesos para las 20 mil escuelas del país”, y que bien que así haya sido pero, Gracia, datos emanados de documentos del Consejo Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu) presentadas a Alonso José Ricardo Lujambio Irazábal, finado secretario de Educación Publica, se empeñaban en resaltarle, que más de 50 por ciento de las escuelas públicas de las 243 mil mencionadas, requerían en 2012, mantenimiento mayor y que muchas de ellas deberían ser derruidas y vueltas a construir, por lo que, nuevamente cuestión del vaso casi vacío, las 30 mil señaladas por Chuayffet Chemor, representan sumadas, tan solo 24.69 por ciento de las que requieren una intervención mayor.

¿Qué se recupera del rumbo en materia educativa? ¿qué niñas, niños y adolescentes están adquiriendo saberes pertinentes y equitativos aún cuando estudien con los planes y programas de estudio previamente aprobados? Tal vez en el razonamiento del ex gobernador del estado de México, sus aseveraciones respondan a la lógica de alguien que tiene que cumplir con una reforma educativa emanada de la presidencia de la República y del “Pacto por México” apoyada por varios partidos políticos, Gracia; sin embargo, posturas críticas expresadas por actores del quehacer educativo nacional señalan las limitaciones de una reforma centrada en aspectos laborales que ha pospuesto en todo caso, discusiones sobre el alcance que debiese tener a la luz de una propuesta nacional que sirva a todos los interesados. Una modificación curricular que preserve fines, principios (La educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente, todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y la justicia. Parágrafo segundo) y criterios, entre los que destacan su carácter científico (se basará en los resultados del progreso científico), democrático (entendida como una forma de vida), nacional, tolerante, de calidad, establecidos en la fracción II del artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La falta de una verdadera discusión pública sobre lo que tenemos como tarea pendiente permitiría frenar intentos particulares que buscan, Gracia, a la luz de una teoría en boga, imponer propuestas pedagógicas basadas en la elaboración de planes y programas escuela por escuela y de financiamiento de instituciones, públicas y/o privadas mediante “bonos educativos” que se ejercieran mediante la libre elección de madres y padres de familia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>