Cartas a Gracia: Golpe de timón

By on mayo 19, 2015

Gustavo Santín Nieto
Cartas a Gracia

Convocan, simulan, denuestan, manipulan, se hacen los occisos, acusan “de rajones” a quienes disienten de ellos Gracia y aún así no logran convencer a quienes, rehenes de sus pasiones y de sus visiones aparentemente altruistas, van dirigidos sus aguijones; a los trabajadores y trabajadoras de educación, a las autoridades educativas y de paso a los partidos políticos y candidatos que “….se dedican a violentar y subvertir la ley” a pesar, argumentan, de haber suscrito la Reforma Educativa. Pretenden agudizar las contradicciones para que las cosas respondan a sus aviesos intereses y mediante un golpe de timón (“10 Compromisos por la Educación Nacional con Equidad y Calidad” ), se cambie el rumbo o la forma bajo la que se invierte el financiamiento en el sector educativo y se priorice el reparto a través de un “bono educativo”.

¿Quien podría, Gracia estar en contra del cumplimiento de los doscientos días hábiles que marca el calendario escolar?, pensaría que nadie, salvo padres y madres de familia que recurren a sus hijos para complementar el ingreso familiar (en épocas de siembra y de cosecha o permanentemente en las calles), por qué si los y las menores no trabajan, literalmente, la familia se mueren de hambre, o, quienes obligatoriamente deben participar en festividades patronales, toda una semana, so pena de incurrir en grave falta de “conciencia”, o quienes tienen que ausentarse por enfermedades de la pobreza, por no tener ni para comer, o aquellos y aquellas niños y niñas que tienen que caminar largos trechos y largas horas para asistir a clases. ¿Quién podría? de la misma manera Gracia, oponerse a que “Se impulse mayor equidad en la educación ,”, creo que ninguno, salvo los financieros que tienen en sus manos el reparto de la riqueza de la nación, responsables históricamente de un desarrollo desigual entre las entidades del norte, centro y sur de la república.

México tiene una deuda con las naciones originarias de nuestro país a quienes se despoja de su riqueza, de su cultura, incluida su lengua y a quienes se les impone una instrucción escolar en un idioma que les resulta extraño.

La pregunta se repite Gracia, ¿quién se opondría a que: “Se destinen recursos humanos y financieros suficientes y pertinentes para la formación inicial y capacitación de los maestros,” lo mismo que la respuesta; “nadie”, salvo quienes elaboraron y aprobaron el anteproyecto y la Ley de Egresos de la Federación 2015 en el que destinaron, mas o menos, 250 pesos anuales para capacitación (Formación Continua) por docente en educación básica y casi 10 pesos por docente en media superior o quienes “sin querer queriendo” se oponen en los hechos, a que se invierta en la educación pública, por lo menos una suma equivalente a 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y descargan en madres y padres de familia, los gastos de operación de las escuelas mediante las “aportaciones voluntarias” que rebasan los 5 mil millones de pesos anualmente.

Exigen Gracia que se “aplique de manera irrestricta la ley”, que se descuente el salario de quienes por asistir a marchas y plantones se ausentan del cumplimiento de sus obligaciones docentes, claman por que se despida a quienes acumulen “tres faltas consecutivas”, exhortan a la evaluación “sin excepción,” de los alumnos, ignoran a las alumnas cuestión de lenguaje incluyente, “y a las escuelas del sistema educativo nacional”, al concurso de las plazas que permitan el ingreso al servicio docente y el apoyo y la promoción del personal directivo “mejor calificado” y se pronuncian en contra de cualquier ingreso y ascenso logrado al margen de este procedimiento y exigen la remoción de quienes reprueben, aunque subsistan acuerdos (Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica) y leyes (Ley Federal del Trabajo) no derogadas que reconocen “usos y costumbres” y derechos laborales adquiridos.

Aquí Gracia, no podría asegurar que “ninguno” se opusiera a los puntos de referencia contemplados en algunos de los “10 Compromisos por la Educación Nacional con Equidad y Calidad”. Cada día más trabajadores y trabajadoras de la educación se pronuncian en contra de una reforma educativa a la que califican de laboral y de atentar en contra de sus derechos adquiridos.

Coincido en la exigencia y creo también que tu lo harías, para que cesen los abusos de quienes al amparo del poder institucional (PRI–PAN) cobran sin trabajar, son aviadores y producto de negociaciones políticas y electorales.

De la misma manera comparto, que producto de un proceso de reestructuración administrativa de una dependencia normativa, categoría en la que se podría incluir a la Secretaría de Educación Pública, se definan puestos, funciones y atribuciones para que personal especializado los desempeñe y se concluya con la prohibición, que emana de la administración de Miguel de la Madrid, para contratar a personal administrativo, al que de todas maneras se empleaba pero bajo la acepción de otorgarles una plaza de base, vicio institucional. Cierto que debemos conocer a las personas que contratamos y que se debe transparentar la nómina, que los sistemas de información y de rendición de cuentas deben prevalecer sobre la opacidad con el asegún Gracia de que lo que se le pide a Juan, se le diría también a Pedro.

Muchas de la organizaciones que ahora ven la paja en el ojo ajeno, olvidan que ellos también reciben aportaciones del erario y por costumbre y por opacidad, tampoco rinden cuentas a pesar de estar obligadas a ello.

Golpe de Timón, Gracia mediante el que buscan dictar reglas de comportamiento laboral al margen de los principios establecidos por el derecho social, que centra sus postulados en evaluaciones criticadas por académicos y por especialistas en el área, que aunque menciona tangencialmente procesos de formación y capacitación de docentes, elude la responsabilidad de los medios de comunicación que deforman a niñas, niños, adolescentes y para nada menciona aspectos vinculados con la modificación de planes y programas de estudio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>