Cartas a Gracia: Diálogo que ofende

By on mayo 25, 2015

Gustavo Santín Nieto
Cartas a Gracia

 Se enfrentan, se acusan, se persiguen, acuerdan sostener un diálogo, pero al final y de manera unilateral. Mexicanos Primero AC asesta un golpe mediático, logrando imponer puntos de discusión de una agenda mediante la que, presuntamente, se realizaría “un debate público sobre la evaluación a los mentores del país” entre dicha asociación civil y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), por lo menos eso se desprende de la lectura de las notas publicadas en diferentes medios de comunicación, Gracia. Previamente Emilio Chuayffet Chemor, secretario del despacho educativo, habría condenado a quienes “reclaman para sí lo que es un debate público” (http://goo.gl/CqruyP).

Resulta raro que la convocatoria del “secretario” coincida aún con los que le critican; efectivamente, Gracia, el debate sobre cuál es la educación que queremos y cuál es la que requerimos le compete a todos sin excepción, a la sociedad en su conjunto y no solo a unos cuantos privilegiados. Atañe a los grupos de presión cuando intentan imponer su visión del mundo cuando critican dispendios y “el mal gasto educativo”, cuando empresarios, tal cual quienes les encabezan exigen bajo supuestos sociales, mano de obra calificada que les permita enfrentar retos de la economía globalizada con menores costos y mayores ganancias, incumbe y tan interesa a madres y padres de familia que “con tal de que sus hijos e hijas aprendan y sean mejores”; que ellos y que ellas asumen las deficiencias presupuestarias gubernamentales y mediante la figura de “aportaciones voluntaria” costean, con cargo a su peculio, el gasto corriente de los planteles escolares, incluida la contratación de personal de apoyo a la docencia –secretarias e intendentes–, “el pago del teléfono y la luz”, el internet, adquieren computadoras y material de aseo incluido el papel de baño y agua para los sanitarios; construyen espacios educativos, se encargan de la vigilancia y de otras tantas tareas que merecerían un reconocimiento de quienes critican lo que sucede en las escuelas; atañe a los maestros y las maestras que defienden los derechos laborales adquiridos aun mediante el uso de métodos de resistencia civil, en ocasiones no tan pacíficas y que afectan a garantías de terceros, demandan el cumplimiento de los acuerdos firmados (Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica); demandan condiciones de trabajo favorables al ejercicio docente entre las que se encontrarían “grupos” integrados pedagógicamente, una planta académica completa y especializada, un acompañamiento permanente de actualización, respeto a los horarios de trabajo suscritos, condiciones para que quienes laboran en el medio rural, uno o una de cada tres, cuenten con habitación, alimentación, transporte adecuado y suficiente que les permitan un mejor desempeño profesional; concierne a los usuarios del servicio, niñas, niños y adolescentes, a más de madres y padres de familia, quienes requieren un trato adecuado pedagógicamente hablando, respeto más allá de lo que las leyes señalan, como serían maestros y maestras preparados y preparadas, el cumplimiento irrestricto de la fracción 4 del artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos vinculada a la gratuidad de la educación que debiese incluir gastos de transportación desde y hasta su domicilio, alimentación sana y balanceada, instrumentos de trabajo –libros, útiles escolares, materiales de trabajo–, condiciones materiales indispensables, instrucción integral incluida la artística, en especial la musical, la “educación física”, la del aprendizaje de un segundo idioma así como la enseñanza de las tecnologías de la información derivadas de la revolución del conocimiento.

Incumbe a la sociedad en general vigilar como valores plasmados en el Artículo 3 constitucional, se fortalecerían en la escuela, por ejemplo: como niñas, niños y adolescentes ejercitarían la práctica de democracia en una sociedad en la que “todos los actores” recurren a medidas de fuerza para imponer sus intereses de clase o de sector, como tendrían que actuar cuando mayores ante la imposición de medidas legislativas que promueven cambios desde arriba porque los de abajo “carecen de la capacidad de hacerlo, o como se defendería la soberanía nacional cuando ven, alumnos y alumnas, que quienes gobiernan, entregan la riqueza de la nación a empresas trasnacionales. De la misma manera les concierne vigilar que sus miembros cumplan, fundamentalmente los medios de comunicación destacando la televisión, con el papel de asignado en el artículo 74 de la Ley General de Educación: “Los medios de comunicación masiva, en el desarrollo de sus actividades, contribuirán al logro de las finalidades previstas en el Artículo 7, conforme a los criterios establecidos en el Artículo 8o.”, entre las que se subrayan la promoción de valores, desdeñados por programas que provocan el escarnio público y la animadversión social y la educación nutricional saboteada mediante campañas de venta de productos chatarra que provocan enfermedades, como la obesidad y la diabetes de altísimo costo social.

Compete también a las autoridades de los tres ámbitos de gobierno, quienes tienen la responsabilidad de coordinar esfuerzos para diseñar el proyecto de nación que desean mexicanas y mexicanos, facultad reconocida por el Artículo 39 de la Constitución Política y su expresión en programas de gobierno resultado de una real consulta popular. Les es propio bajo la premisa de ser funcionarios electos y designados por “el pueblo” quien mandataría, justificaría y legitimaría sus acciones como “servidores públicos”. De ahí la pertinencia de un anuncio como el atribuido a Chuayffet Chemor, un proyecto educativo de nación requiere de una concurrencia de amplísimos sectores de la sociedad interesados en él. Es demasiado para centrarse en una disputa sobre culpas, dispendios y traiciones entre quienes han polarizado el tema laboral y entre ellas las autoridades educativas federales. Pero mientras que son peras o manzanas el paro indefinido anunciado por la CNTE prevalece y el diálogo Mexicanos Primero CNTE queda al garete, Gracia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>