Escuelas enfrentan riesgos por bebederos inconclusos y material abandonado

By on octubre 3, 2018
s Toma para alimentación de los bebederos en la primaria Issste. Con dinero de la escuela se reparó la parte izquierda de la instalación.

Delegaciones no retiran escombros
El Inifed se comprometió a entregar las obras a fines de 2017

Laura Poy Solano
Periódico La Jornada
A más de un año de haber suscrito un convenio con el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed) para la instalación de bebederos escolares, decenas de escuelas están a la espera de que las empresas contratadas reanuden las labores para concluir las obras, las cuales no tienen ni un 40 por ciento de avance, afirmaron directores y profesores.

En entrevista con La Jornada, señalaron que los patios escolares se han convertido en un tiradero de escombros que ni las delegaciones quieren retirar porque aseguran que corresponde al Inifed hacerlo, y dejan que cientos de niños enfrenten el riesgo de un accidente.

De acuerdo con las metas anunciadas por el gobierno federal, en este sexenio se instalarían 40 mil bebederos escolares, con inversión pública que superaba los 3 mil 600 millones de pesos para el periodo 2015-2017.

Desde el ciclo escolar 2016-2017, afirmaron Francisco Bravo y Fernando González Rodríguez, directores de las primarias Leonardo Bravo e Issste, respectivamente, se suscribió el compromiso con el Inifed para instalar los bebederos. Se nos prometió que estarían concluidos antes de finalizar 2017, pero estamos a punto del cierre del sexenio y seguimos con las obras inconclusas, lo que afecta a casi 400 alumnos por plantel.

En el caso de la primaria Issste, ubicada en la unidad habitacional Tlatelolco, a la que asisten 385 alumnos, González Rodríguez señaló que estamos a la espera de que la empresa contratista reanude los trabajos y entregue la obra, pero en la última inspección realizada por el Inifed el ingeniero que acudió al plantel detectó que la instalación está mal colocada, pues los tubos no fueron instalados bajo tierra, sino que se hizo a nivel de superficie; además, el tinaco que operará con el bebedero tiene fugas de agua debido a que fue mal colocado.

Destacó que la comunidad escolar debió invertir recursos recolectados entre los padres de familia para realizar una reparación de los tubos que conectan a la escuela con el sistema público de agua, porque eso no estaba contemplado en la obra, pese a ello no se han reanudado los trabajos y tenemos escombros en el patio escolar, que ya era pequeño para el número de alumnos.

Francisco Bravo agregó que los 359 alumnos que atiende la primaria Leonardo Bravo se ven afectados por los escombros, es evidente que cualquier menor podría lastimarse, pero lo que nos parece increíble es que a más de un año de que se suscribió el convenio con el Inifed no se hayan concluidos los trabajos de instalación del bebedero escolar.

▲ Toma para alimentación de los bebederos en la primaria Issste. Con dinero de la escuela se reparó la parte izquierda de la instalación.Foto La Jornada

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>