En la ‘nueva normalidad’, no hay que relajar las medidas sanitarias

By on mayo 23, 2020

En esta transición hacia la “nueva normalidad” para convivir con el SARS-Coronavirus 2 (COVID-19), es importante que no se relajen las medidas sanitarias.

A fin de evitar cualquier tipo de contagios, y más cuando se acerca la fecha para regresar a la vida laboral y de la reactivación económica del país, fue la exhortación de Rocío Baños Lara, catedrática investigadora de los posgrados en Biotecnología de la UPAEP.

“Las personas deben continuar utilizando cubrebocas, lavado continuo de manos por 20 segundos, uso de gel desinfectante con base alcohol del 70%; no tocar ojos nariz y boca con las manos sucias; no tocar ojos nariz y boca con las manos sucias; procurar al menos, metro y medio de distancia con otras personas; evitar saludos que impliquen contacto físico y uso de cubrebocas, y lentes o careta”, reiteró la investigadora.

Señaló que dado que en Puebla todavía estamos en una fase de transmisión elevada del COVID-19, es recomendable no bajar la guardia y continuar con las medidas de higiene de manera individual. Además, de que se debe procurar trabajar a distancia, si el empleador lo permite, y evitar provocar situaciones en las que esté presente mucha gente.

“Mi recomendación personal es que todas estas medidas se continúen haciendo por lo que resta del año”, acotó Baños Lara.

Al día 20 de mayo han ocurrido globalmente cerca de 5 millones de casos de COVID-19, y más de 328 mil muertes (1). Mientras que en México se han confirmado más de 56 mil casos y más de 6 mil fallecimientos (2).

En Puebla, hasta el 20 de mayo, se han registrado 1,700 casos, y 231 decesos (3). El número de casos nuevos en nuestro estado sigue siendo elevado como se observa en la gráfica; tan solo en los últimos 10 días (10-19 de mayo), en promedio han ocurrido 53 casos nuevos (4).

Las medidas de distanciamiento social en México (jornada nacional de sana distancia) terminarán formalmente a finales de mayo, de modo que el 1 de junio, se iniciará la reapertura socioeconómica. Para la reapertura se seguirá un sistema de semáforo de alerta sanitaria que definirá qué tipo de actividades están autorizadas para llevarse a cabo, en los ámbitos económico, laboral, escolar y social. Los niveles de alerta del semáforo (máximo, alto, medio y bajo), serán medidos con base a la circulación del SARS-Cov-2 en las localidades(5).

A principios de esta semana la Secretaría de Salud en conjunto con otras instituciones, publicaron los Lineamientos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral. Éstos señalan las estrategias para procurar un ambiente sanitario seguro para regresar a laborar una vez que el confinamiento termine. Estos lineamientos deben aplicarse obligatoriamente en el regreso a las actividades laborales de la industria de la construcción, la minería y la relacionada a la fabricación de equipo de transporte, consideradas estas tres como esenciales (5).

Las estrategias de control contempladas en estos lineamientos, están orientadas a contener la propagación del SARS-Cov-2, y deben ser implementadas en todos los centros de trabajo sin importar el tipo de actividad o el nivel de alerta de la localidad en la que se encuentren. Estas estrategias de control están relacionadas principalmente con:

Promoción de la salud. Que implica instrucción, capacitación y organización de los trabajadores y trabajadoras para prevenir y controlar contagios de COVID-19.

Medidas de protección de salud. Que implica procurar la distancia física de los individuos, establecer filtros de inspección para monitoreo de estado de salud, uso de equipo de protección (cubrebocas, lentes, caretas) e instalación y seguimiento de medidas de higiene (lavado de manos, uso de alcohol en gel, tapetes desinfectantes, etc.) (5).

Es altamente recomendable que estos requerimientos sean estudiados detenidamente antes de regresar a labores en los sitios de trabajo, por si es necesario hacer adecuaciones a los espacios físicos o adquirir herramientas para monitorear el estado de salud de los trabajadores, por ejemplo, termómetros. Los lineamientos están disponibles aquí.

Si bien se acerca el término de algunas medidas de mitigación sanitaria, esto no significa que la pandemia se acaba, no significa que el SARS-CoV-2 dejará de causar enfermedad y muertes. De acuerdo con estimaciones hechas con datos de incidencias de COVID-19 en México, se espera que el mayor número de casos ocurra a finales de mayo o principios de junio, siempre y cuando se hayan respetado las medidas de mitigación comunitaria establecidas por la Secretaría de Salud (6).

Dado que en Puebla todavía estamos en una fase de transmisión elevada, es recomendable no bajar la guardia y continuar con las medidas de higiene de manera individual, entre estas medidas están:

lavado de manos con agua y jabón abundante durante 20 segundos

uso gel desinfectante con base alcohol del 70% no tocar ojos nariz y boca con las manos sucias procurar al menos, metro y medio de distancia con otras personas evitar saludos que impliquen contacto físico uso de cubrebocas, y lentes o careta.

Además, debemos procurar trabajar a distancia, si el empleador lo permite, y evitar provocar situaciones en las que esté presente mucha gente.

Mi recomendación personal es que todas estas medidas se continúen por lo que resta del año.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>