La nueva escuela mexicana perdió piso

By on febrero 8, 2021
Delfina y Esteban

Revista Educarnos

Esteban Moctezuma deja la SEP producto de sus propios errores, excesos y desaciertos. Terminó politizando el programa sectorial que él mismo encabezaba, generó una estructura nacional paralela en torno a su persona y no a un proyecto de desarrollo institucional, Eso se paga y caro.

Sin embargo, la llegada de la maestra Delfina Gómez, está pensada en el mismo sentido, corregir lo que Moctezuma hizo mal y enmendar lo que se supone es el camino correcto en política educativa.

Así las cosas, entre tanto el contexto de la pandemia sigue contribuyendo en el deterioro del frágil tejido institucional del sistema educativo nacional, en la relación entre las escuelas y la sociedad, la cual se protagoniza centralmente por los padres de familia.

Como parte de los trabajos de titulación de muchos estudiantes de licenciatura y posgrado en el campo educativo, en este momento deberán aparecer obligadamente líneas, capítulos o incluso toda la temática vinculada con el contexto de la pandemia.

Si bien, la tradición educativa previa a la pandemia daba cuenta de un proceso homogéneo y normalizado, cuya referencia estaba ligada a la vida en las escuelas de cada nivel educativo, en cada turno y en cada localidad. Hoy la pandemia nos ha llevado al surgimiento de una diversidad muy amplia de posibilidades de entender y de asumir la tarea educativa, que va desde el uso de las plataformas digitales con conexión a internet, hasta el uso de las llamadas redes sociales para concluir en atender donde no hay conectividad, a partir del envío de cartas y menajes a los alumnos y alumnas. ¿Qué más hay de prácticas educativas en la pandemia?

La riqueza de este contexto (que nunca se había vivido) es que ha alertado de manera obligada las posibilidades de la atención educativa; maestros y maestras han tenido que recurrir de manera igualmente obligada a idear formas de trabajo con precarios recursos y con pobres apoyos para realizar dicha y tarea.

Estamos necesitados de experiencias de la educación en la pandemia que hayan sido sistematizadas ¿en dónde están?, pero también de propuestas pedagógicas que reconozcan la pobreza material y el abuso que se ha hecho presente de los monopolios de la comunicación. Hay historias tristes y lamentables en donde niños y niñas que, por falta de servicio de internet, no puedan conectarse con sus maestras o maestros. Ahí el Estado ha hecho muy poco al respecto.

El relevo en la SEP era esperado, Esteban Moctezuma generó una estructura paralela en torno a su persona y a su proyecto particular con aliados en todo el país. Delfina Gómez deberá desmantelar dicha estructura y generar un nuevo tejido institucional que responda a un proyecto diferente. Bajo este marco la NEM no tiene color, todo se ha reducido a un discurso ideológico, pero la propuesta pedagógica sigue haciendo falta.

Muy pronto sabremos cual es el nuevo rostro de la SEP y hacia dónde caminan los cambios que han sido anunciados. Por lo pronto lo único que nos queda es esperar y seguir esperando.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>