Los protocolos para el retorno a las aulas en vilo

By on marzo 3, 2021

Revista Educarnos

Pues sí, finalmente los colegios particulares incorporados a la SEJ y la SEP en el estado de Jalisco pudieron regresar a las aulas con el esquema educativo denominado “Acompañamiento académico”, a decir de las autoridades educativas lo hicieron 3 mil 315 estudiantes no sólo de escuelas privadas, sino también públicas, lo que sigue tendrá que ver con tareas de supervisión real y evaluaciones minuciosas de los procesos, y una vez realizadas deberán sacar las conclusiones pertinentes y analizar las condiciones que tuvieron que enfrentar para evitar los contagios tanto en estudiantes, docentes, directivos y el personal que atiende las actividades.

Lo idóneo es que las cosas salgan bien y con el deseo de que las medidas tomadas por las autoridades no aumenten los niveles de contagio, tan como ha sucedido en algunos países europeos, sin embargo, y de ser así, veremos con dicho escenario qué se hará para tener la certeza real de hasta cuándo podremos regresar a las clases normales.

Lo que no se puede tolerar es que las escuelas aperturadas no reporten casos de contagio cuando por desgracia se den, porqué, aparte de ser un delito que se persigue por ley, tal práctica no está descartada que se pueda dar motivada por intereses netamente económicos y porque (lo que es costumbre en este país) se estira la cobija de más debido al interés mezquino de verse beneficiados en lo económico y, que en lugar de dar asesoría se den clases normales y reciban grupos más numerosos y no los 9 alumnos que están autorizados cada dos semanas.

Si bien, en este medio y en otros más han sido criticadas y analizadas las medidas educativas tomadas por las autoridades educativas locales, también ha habido propuestas para mejorar y poder avanzar en lo que todos queremos para la escuela y los estudiantes, pero parece que las autoridades educativas no leen ni escuchan otras visiones de las cosas por lo pantanoso y contradictorio de la realidad educativa actual.

El gran error de los promotores del retorno a las aulas es querer medir las cosas a partir de las posturas y contextos de la educación privada, sobre todo porque las condiciones físicas y culturales de éstas no se equiparan a las escuelas públicas porque, y tal como se ha citado en todo lo que va de la pandemia y desde antes, la mayoría de escuelas públicas carecen de lo básico para cumplir con todos los protocolos sanitarios y técnicos para atender estudiantes tal como lo hacen algunos colegios.

Lo no válido en los comentarios expresados por los promotores del retorno a clases es asegurar que los maestros de las escuelas públicas no quieren regresar a las aulas y, por ello, se les ha etiquetado como flojos e irresponsables (que seguramente los habrá, como también los hay en las privadas) lo cual no se puede generalizar y cuyas evidencias están plasmadas en los esfuerzos realizados en casi un año de que cerraron las escuelas.

Lo cierto es que la recomendación sanitaria del Covid-19 a nivel local, nacional e internacional para el regreso a las aulas tiene que ver con el color del semáforo y la aplicación de vacunas a docentes, directivos y personal de apoyo, lo cual (por lo menos en Jalisco) no ha sucedido ni lo primero ni lo segundo y, así no se puede presionar a nadie para que se abran las escuelas.

Veremos entonces, en los siguientes días, qué tanto de los protocolos emitidos por el gobierno de Jalisco se respetaron y cuáles son los resultados que van emergiendo para estar en condiciones seguras de regresar a clases presenciales en el siguiente ciclo escolar o, cuando haya condiciones viables para ello.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>