El General se rodeó de traidores y de un ejército de fuereños

By on marzo 15, 2021
Gerardo Perez García
RUMOR SIN FRONTERAS
Por: Gerardo Pérez García
¿Quién le escribe al General?
¿O hay un halcón que no deja pasar las cartas?
Lo cierto, es que al parecer no hay quién le envíe una misiva.
Porque está resguardado y encapsulado en su cuartel, y los mandos que ha designado en las carteras están divididos en dos grupos:
… Los de Puebla.
… Los fuereños.
Los integrantes del equipo local no solo se han caracterizado por su opacidad, ineficiencia e ineficacia.
Sino también por su deslealtad al General.
Y se está ante probables actos de corrupción en un ejército cuyo slogan transita con la bandera de honestidad, no mentir, no robar.
Tres casos que así lo ilustran.
Amén de los 16 relevos que ha ordenado en 19 meses que lleva de Comandante en Jefe de la Plaza Puebla.
Veamos.
El pasado 5 de febrero elementos de la Policía Estatal arribaron a oficinas centrales de la Secretaría de Educación –colonia Nueva Aurora- para evitar que la subsecretaria de Educación Obligatoria, Alejandra Domínguez Narváez, ingresara su oficina.
Ella gritó, pataleó y vociferó.
Llamó a su esposo David Méndez Márquez, Secretario de Gobernación, y éste le dijo que “estuviera tranquila, que se trataba de una confusión, de un error; que hablaría con el General.
La respuesta del General nunca llegó. Menos lo recibió.
La orden del titular de Educación, Melitón Lozano Pérez, fue contundente: “Alejandra Domínguez ya no trabaja en la SEP, fue dada de baja; acompáñenla a la salida”, dijo al comandante de la estatal.
Y los policías la escoltaron.
Personal del Jurídico de la SEP… selló toda el área y el personal fue concentrado.
Y 19 días después, David Méndez Márquez recibe primer mensaje del General cuando designa a Ardelio Vargas Fosado como poderoso subsecretario General de Gobernación.
Y cuando intenta operar, David Méndez ve que el General había designado a Lucía Hill Mayoral, nueva titular de la Secretaría de Gobernación.
Y tuvo que irse a su casa para acompañar a su cesada esposa Alejandra Domínguez, llevando pírrico “ofrecimiento” de una candidatura a Diputado Local.
El tercer caso lo acaba de escenificar Guillermo Aréchiga Santamaría, quien estaba al frente de la Secretaría de Movilidad y Transporte, y fue cesado de manera fulminante.
Tan fulminante fue, que policías de la Estatal lo escoltaron para que abandonara el edificio en la colonia La Paz y no le permitieron que sacara ni su computadora personal.
Guillermo Aréchiga está ligado al grupo cercano de Elba Esther Gordillo Morales, a quien conoció cuando ocupó la Secretaría General de la Sección 51 del SNTE en Puebla, identidad que consumó cuando fue Diputado Federal.
Lo que llevó a que Elba Esther colocara a Guillermo Aréchiga en la Jefatura de Delegaciones del ISSSTE, y a Miguel Ángel Yunes en la Dirección General del instituto, durante la Presidencia del panista Felipe Calderón.
Y en la Presidencia Municipal de José Antonio Gali Fayad, Aréchiga Santamaría fue Secretario de Gobernación Municipal, pero al año fue relevado del cargo.
Sorpresivamente en 2018 es candidato a Diputado Federal por MORENA y con la ola obradorista gana y en septiembre llega a la Cámara de Diputados. Y en septiembre de 2019 pide licencia para asumir en agosto la Secretaría del Transporte.
Y el miércoles pasado el General lo cesó.
Trasciende que la ex subsecretaría de Educación y los ex titulares de Gobernación y Transporte traicionaron al General, cometieron actos de corrupción, lo que desencadenó en ceses fulminantes.
O sea, el General se rodeó de gente desleal y traicionera.
Con el agregado:
La otra parte de su gabinete está compuesto por fuereños.
“El Grupo Chiapas con Raciel López Salazar en la Secretaría de Seguridad Pública, quien ha colocado a chiapanecos en jefaturas, direcciones y coordinaciones; en reclusorios de más de 30 municipios.
Yassir Vázquez Hernández, quien tiene el control de la Secretaría del Transporte y va de candidato a Diputado Federal.
Con la “joya de la corona”: Florencio Madariaga Granados, poderosísimo jefe de Asesores del General.
Con la suma del Fiscal General del Estado, Gilberto Higuera Bernal, originario de Sinaloa.
Además, de la Secretaria de Gobernación, Lucía Hill Mayoral de Sonora.
Y las titulares de Finanzas, Función Pública, Administración, Turismo e Infraestructura, originarios de la Ciudad de México.
Lo que lleva a que “no hay quien le escriba al General”.
Los poblanos de su gabinete lo han traicionado. Salvo los casos de los responsables de Salud, Educación, Cultura y Economía.
Escenario donde los fuereños cada vez ocupan más espacios.
Más no hay que olvidar: Ellos al término de la gestión del General… regresan a su tierra.
¿Y los poblanos?
Al tiempo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>