hábitos que distinguen a las madres felices que se sienten plenas

By on junio 22, 2021
mamá

Guía Infantil

Mucho se habla de la perfección en la maternidad cuando realmente lo que nuestros hijos desean, es tener madres felices. Por ello, antes que ocuparte de ser la madre que los demás esperan, plantéate qué tipo de madre quieres ser y ponte manos a la obra. Para ello, hay algunos hábitos que puedes desarrollar, pues todos ellos distinguen a las madres felices. ¿Quieres saber más?

Podríamos decir que las madres felices llevan a cabo una serie de hábitos que les hacen sentirse plenas en distintos ámbitos de su vida. Seguramente hay más de los que te vamos a nombrar en esta lista, pero precisamente ahí está lo interesante… Desde Guiainfantil.com te proponemos el inicio de una lista de hábitos y te invitamos a que la completes según tu ritmo de vida y tu bienestar emocional.

Las mamás felices llevan a cabo los siguientes hábitos:

1. Se valoran como madre
Hay que empezar por este primer hábito: saber qué tipo de madre quieres ser y cómo quieres llevar a cabo tus decisiones. Porque si sientes que sigues los pasos o consejos de tu madre, suegra o abuela, estarás siendo la madre que ellas fueron pero no la que tú realmente eres.

2. Se valoran como mujer
Siempre seremos mujeres con hijos o sin ellos, la cuestión es que no podemos descuidar nuestro lado más femenino, nuestro cuidado psicológico y por supuesto, nuestro mundo emocional que tan alterado se ve los primeros meses de vida de nuestro hijo. Valórate como mujer, haz lo que tengas que hacer para cuidarte, mimarte y sentirte querida por ti misma.

3. Dejan de competir
No te compares con otras mujeres u otras madres. Eres perfecta tal y como eres, créetelo. Si sientes que algo no te gusta, haz lo posible por cambiarlo, pero no te compares. Solo intenta ser tú en cualquiera de tus facetas. Recuerda que compararse puede dañar la autoestima y no compararse hace que aumente el amor propio.

4. Buscan tiempo para la soledad
Sí, has leído bien: necesitas tu tiempo para ti sola, para ir a la peluquería, para darte un masaje, hacer un paseo, irte de vacaciones unos días o leer un rato… ¡para lo que tú quieras! No abandones tus buenas costumbres porque hayas sido madre. Las madres felices conocen sus necesidades y saben darle respuesta.

5. Cuidan las amistades
Céntrate en las amigas o amigos que realmente merecen la pena y dedícales tiempo. Seguro que os vendrá bien compartir risas, una noche de baile o una comida en casa. La cuestión es que las madres felices saben que hay vida detrás del cuidado de sus hijos.

6. Cuidan la relación de pareja
Sabemos que el cansancio es agotador y que no se llega a todo, ¡pero cuidado! La pareja es fundamental. Sentaros cada día a dedicaros un ratito para hablar de cómo os sentís, qué habéis observado en el día, qué emociones os embargan ahora que sois padres, qué deseos os gustaría llevar a cabo, etc. Dedicaros ese ratito antes de acabar el día os puede ayudar a que os sigáis sintiendo compenetrados.

¿Mantienes y cumples con los hábitos anteriores? Enhorabuena, todos ellos te están ayudando a ser una de esas madres felices que todas queremos ser. Sin embargo, hay algunas otras cosas que también te ayudarán a sentirte plena como mujer y dentro de la maternidad.

7. Dan y reciben amor de manera saludable
Este tema es peliagudo porque muchas veces rozamos el chantaje emocional o la negociación para llegar a sentir amor. Ojalá tú estés en el amor verdadero y sano, ese que sabemos que podemos dar y recibir sin pedir nada a cambio porque sabemos que sale del corazón. Equilibra el amor que das y recibes, porque si solo te centras en dar, dar y dar, llegará el día en el que te des cuenta de que te has quedado vacía. Para que sea saludable tiene que ser equilibrado el dar y recibir. Y esto atañe a la pareja, pero también a los amigos.

8. Aprenden a vivir de manera sencilla
No te compliques ni con la perfección ni con la autoexigencia. En las cosas sencillas vas a encontrar igualmente la felicidad y sobre todo la calma y la paz. Plantéate si tu manera actual de vivir puede reducirse a la sencillez. Para ello tendrás que tomar elecciones, dejar de hacer ciertas cosas y empezar a crear nuevos hábitos. Todos serán perfectos para este momento que vives; para tu maternidad y tu relación con tus hijos y contigo misma.

9. Se liberan del miedo
Sabemos que nuestros miedos van a aparecer sin importar la edad de nuestro hijo (y cuando son pequeños, mucho más). Pero las madres felices aprenden a resolver sus miedos ya que no quieren trasmitírselos a sus hijos. Apuesta por la autobservación cuando sientas miedo y trata de responder a estas preguntas: ¿de dónde viene?, ¿dónde lo sientes?, ¿con qué te conecta? Indaga sobre él y seguro que cuando realmente llegues a la raíz de ese miedo te darás cuenta de que no es para tanto.

10. Aprenden de los errores
No te machaques pensando que eres culpable de algo; en todo caso, eres responsable y como tal, para la próxima lo harás y sentirás de manera distinta. No lo hagas, ni permitas que lo hagan contigo. Sentir que eres aprendiz te dará cierta tranquilidad para realizar las cosas a tu manera. Y si te equivocas, estás aprendiendo. Este es un hábito que todas las madres felices tienen.

11. Comunican y expresan el AMOR que sienten
Por último, ¡las madres felices NO escatiman en sentimientos! Abrazan, ríen, hablan con la mirada, acarician, besan… Vivir en la energía del amor continuamente, hará que recibas amor para revertir nuevamente en las personas que te rodean y te quieren. Las emociones se ‘contagian’ y las madres felices lo saben por ello se centran en contagiar amor, felicidad y serenidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>