Regreso a clases: naturaleza e infraestructura

By on septiembre 10, 2021
escuelas dañadas

Por: Marco Antonio González Villa*

*Doctor en Educación.

By 

El regreso a clases ha sido, en palabras de políticos y autoridades, todo un éxito. Obviamente la experiencia ha tenido diferentes matices y opiniones para los docentes que, estando de acuerdo o no con la medida, hemos cumplido indicaciones y se ha asistido a las escuelas para atender a estudiantes que se han presentado.

En el caso de las escuelas oficiales de algunas zonas geográficas, no de todas, la decisión de volver a las aulas ha perjudicado a la población estudiantil de las familias que decidieron mantener su proceso educativo por medio virtual, principalmente debido a la infraestructura de la red de internet que ha afectado la impartición de clases para quienes no asisten, perjudicando de esta manera a la mayoría de cada grupo.
Obviamente en esta situación el factor económico ha sido un elemento importante, ya que la calidad y cantidad de internet es directamente proporcional con el gasto que cada escuela puede realizar: a mayor dinero, mejor internet.
Sin embargo, los fenómenos naturales ocurridos en las últimas semanas han tenido también un impacto directo e indirecto con lo educativo, que todavía no se dimensiona, pero sí es claro el efecto. Hace poco tiempo se observó en diferentes partes del mundo, sobre todo países de Europa y Asia principalmente, una serie de lluvias e inundaciones de proporciones poco comunes y que dejaron estragos de costos considerables, lo cual mandaba un aviso claro para que los demás países pudieran estar listos con este tipo de fenómenos. Pero nadie experimenta en cabeza ajena. Las lluvias que se han presentado en el Estado de México e Hidalgo, tanto la semana anterior como la vivida el lunes de esta semana, provocaron pérdidas económicas y materiales fuertes para muchos, la inundación de un hospital y la vida de otros, lamentablemente afectó también las casas y las calles de cientos de estudiantes, que limitaron, por esta razón, su asistencia en las escuelas, así como la posibilidad de conectarse desde el hogar; hubo escuelas que sufrieron afectaciones en su infraestructura física dejándolas en nulas condiciones de poder brindar servicio y funciones.
Aunado a lo anterior, acabamos de sufrir un nuevo temblor este martes por la noche, lo que perjudicará las redes telefónicas y de internet que afectará aún más a toda la comunidad estudiantil que optó por la modalidad virtual. Confiaremos que en los próximos días cambien las condiciones climáticas, que no haya réplicas del sismo y que las escuelas puedan contar con una mejor infraestructura, apoyados por las dependencias e instancias que pueden dar apoyo en esos rubros. De no haber cambios, el regreso habrá significado un beneficio para quienes pudieron asistir a su escuela, pero implicará un rezago para quienes no hayan podido. Confiemos que, al final, se siga considerando un triunfo; todos lo deseamos.