Investigadores del TecNM elaboran una barra alimenticia para prevenir problemas intestinales

By on septiembre 13, 2021
tecnm
  • Investigan beneficios en barra alimentaria del mango ataulfo

Tuxtla Gutiérrez, Chis., 13 de septiembre de 2021. TecNM/DCD. Un equipo de investigadores del Tecnológico Nacional de México, Campus Tuxtla Gutiérrez, creó una barra alimenticia con pulpa y cáscara del mango Ataulfo, obteniendo una fuente potencial de fibra dietética y compuestos fenólicos.

Los expertos de esta casa de estudios tecnológicos detectaron que, en la industria de los jugos, cerca del 42% de cada fruto se convierte en residuos, es por ello que el producto, además de saludable, se elabora con bajos costos de producción.

Bajo la dirección de la investigadora Sonia Sáyago-Ayerdi del TecNM, Campus Tepic, el equipo de investigación del Laboratorio de Biología Molecular del Campus Tuxtla Gutiérrez, dirigido por Víctor Manuel Ruíz-Valdiviezo, trabajaron en la identificación de los cambios que ocurren en el microbiota del intestino y la respuesta ante el problema inflamatorio intestinal, tras el consumo de la barra alimentaria.

“Los primeros resultados demostraron que su consumo favorece en el crecimiento de bacterias benéficas pertenecientes a los géneros de Faecalibacterium, Roseburia, Eubacterium, Fusicatenibacter, Holdemanella, Catenibacterium, Phascolarctobacterium, Buttiauxella, Bifidobacterium, Collinsella, Prevotella y Bacteroides”, informó Manuel Ruíz-Valdiviezo.

Asimismo, explicó que los compuestos del mango dentro del organismo, favorece a la producción de ácidos orgánicos y ácidos fenólicos que ejercen beneficios a la salud del intestino.

Y dijo que “los análisis histológicos sugieren una mejor integridad del tejido intestinal a través del mantenimiento de proteínas importantes como la mucina y actividades anti-inflamatorias, siendo de gran relevancia en áreas de la alimentación, nutrición y salud, ya que permiten demostrar científicamente nuevos beneficios y propiedades de este fruto”.

Ante la problemática de la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD) en la población que se ha relacionado con un bajo consumo de fibra alimentaria y compuestos saludables a través de la alimentación, el consumo de está barra podría ser una alternativa que cumpla funciones nutrimentales para la microbiota intestinal y para la producción de compuestos benéficos para el intestino.

El trabajo fue publicado por Wilbert Gutiérrez Sarmiento, estudiante de Doctorado en Ciencias de los Alimentos y Biotecnología del TecNM en Tuxtla Gutiérrez y colaboradores en el año 2020 en la prestigiosa revista internacional indizada Nutrients.