Los hermanos Guillermo y Felipe… uno con Genoveva y el otro con Lalo

By on septiembre 23, 2021
Gerardo Perez García
RUMOR SIN FRONTERAS
Por Gerardo Pérez García
Vaya historia de los hermanos Velázquez Gutiérrez, quienes al amparo y cobijo del Partido Acción Nacional han obtenido cargos en la administración pública y de elección popular; amén de que ambos han sido alcaldes del Municipio de Atlixco.
Guillermo y Felipe Velázquez juegan hoy el juego de “la silla”, y de la “doble cachucha”.
De día los Velázquez están con Eduardo Rivera Pérez, Presidente Municipal Electo.
De noche le “juran amor” a Genoveva Huerta Villegas, dirigente estatal del PAN.
Solo que en esta “doble cachucha” hay un pequeño pero.
Doña Genoveva es la enemiga público número de Eduardo.
Hizo hasta lo imposible para evitar que Rivera Pérez fuese el candidato del PAN a la alcaldía.
Al final se impuso trayectoria y trabajo de Eduardo.
Y -próximo 16 de octubre- por segunda vez estará al frente del Ayuntamiento de Puebla.
Ella se auto-premió y es Diputada Federal.
Y anhela retener la dirigencia estatal para frenar la aspiración riverista, rumbo al 2024.
Desde luego que los hermanos Velázquez tienen el derecho de apostar en el juego sucesorio del albiazul, estatal y nacional, pues en noviembre venidero será la elección para renovar al Comité Ejecutivo Nacional –CEN- y el Comité Directivo Estatal –CDE- de Acción Nacional.
Para el CEN está más que cantada la reelección de Marco Cortes, al quedar registrado como candidato único.
Y para el CDE, la dirigencia nacional mandó hacer un “traje a la medida” a Genoveva Huerta para que sea también reelecta.
Ante el rechazo y repudio que levantó el “traje a la medida”, un grupo de panista se unió para respaldar abiertamente a Ana Teresa Aranda y contienda contra Genoveva.
Por cierto, Ana Tere y Genoveva son compañeras legisladoras federales en San Lázaro.
GUILLERMO CON GENOVEVA Y FELIPE CON EDUARDO
Lo anterior viene a colación por el hecho que el actual Presidente Municipal de Atlixco, Guillermo Velázquez Gutiérrez, no se cansa de presumir su amistad, fraternidad y hermandad que guarda con Eduardo Rivera Pérez.
En corto Memo dice que Lalo ya le prometió un cargo en el Ayuntamiento en reciprocidad al apoyo económico que le dio durante la contienda electoral del pasado 6 de junio.
Solo que don Memo olvida cómo también no se cansaba de sostener que el gobernador Luis Miguel Barbosa lo respaldaba para que buscara la reelección de la alcaldía.
Y que su amiga Genoveva ya lo tenía palomeado.
Así fue.
Don Memo contendió, pero fue arrollado por Ariadna Ayala Camarillo.
Así, el que fuera uno de los bastiones panistas cayó y será gobernado por primera vez por una mujer de MORENA.
Guillermo presidió la alcaldía durante el trienio 2002-2005.
Y por segunda ocasión del 2018-2021.
Ya no hubo una tercera vez.
Con el agregado de la cruda realidad que lleva a que Guillermo, una y mil veces, le ha declarado “amor eterno” a Genoveva.
O sea, de día está con melón y de noche con sandía.
Y el hermano Felipe Velázquez Gutiérrez, que también ya fue Presidente Municipal de Atlixco y Secretario de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de San Andrés Cholula, donde fue inhabilitado por 12 años para ocupar un cargo público y una sanción de 4 millones de pesos, ahora comenta que es “un soldado de Lalo”.
Así, los hermanos Velázquez sostienen su juego de “la silla” y la “doble cachucha”… “tú con melón y yo con sandía”.
¿Hasta dónde llegará su “lealtad”?
¿Cuál valdrá más, la de Genoveva o la de Eduardo?
Al tiempo.