Actividades extraescolares y complementarias originales

By on septiembre 26, 2021

Guía Infantil

Se le atribuye a Carlomagno la frase: ‘Saber otro idioma es como poseer una segunda alma’. A sabiendas de que aprender idiomas aporta muchos beneficios a los niños, son muchos los padres que apuestan por su aprendizaje una vez terminadas las horas lectivas en el colegio. Si buscas actividades extraescolares o complementarias que sean originales, presta atención. A continuación hablamos sobre los beneficios de aprender chino para los niños.

Para un adulto, aprender un idioma diferente al suyo resulta un poco más complicado asimilar el nuevo lenguaje, es por eso que se recomienda que el aprendizaje del chino mandarín se realice desde edades tempranas. Los niños son como una esponja que absorbe todo y es por esta razón que es una excelente etapa para conocer otras lenguas. ¿Y por qué no hacerlo como una actividad extraescolar divertida?

Los 7 beneficios de aprender chino para los niños

El chino mandarín es una de las lenguas más habladas alrededor del mundo y es muy gratificante aprender a hablarlo ya que por ser un idioma tonal, es decir, las palabras adquieren significados diferentes según la tonalidad. Aprender este idioma como una actividad extraescolar o complementaria ofrece una serie de beneficios a los niños entre los cuales podemos mencionar:

1. Mejora el pensamiento matemático
Una de las grandes ventajas que ofrece el chino mandarín es que su numeración se deriva de operaciones matemáticas, debido a que su base fundamental es la suma de unidades, decenas, centenas y así sucesivamente. Por ejemplo 30 es tres veces 10, y 48 es 4 veces 10 + 8, esta inusual forma de contar permite la creación de una estructura de pensamiento que facilita las operaciones matemáticas.

2. Ayuda a controlar la dislexia
Los niños con dislexia sufren mucho, pues debido a su condición tienden a confundir letras y números, lo que hace que no puedan desarrollar todo su potencial de aprendizaje. Esto no ocurre con el chino mandarín debido a que este lenguaje está conformado por diversos caracteres que por sí mismos constituyen ideas y palabras que otros idiomas no presentan. Además, la escritura de este idioma estimula la creatividad y capacidad artística lo que aumenta el rendimiento escolar.

3. Es una lengua fácil de aprender
El chino mandarín se caracteriza por no presentar conjugaciones verbales, no emplea número ni género, de igual manera, no posee plurales. Todo esto permite que las frases presenten una estructura gramatical muy sencilla y simple, por lo que facilita su aprendizaje ya que contiene solo cuatrocientas sílabas y cuatro tonos distintos.

4. Permite conocer una nueva cultura
China es una nación con una cultura muy rica, llena de costumbres que han permanecido por casi cinco mil años. Al aprender esta lengua, los niños pueden sumergirse en toda la tradición que envuelve a este milenario país, lo que conlleva a experimentar una nueva forma de pensar y ver el mundo. Desde Guiainfantil.com te invitamos a leer con tus hijos algunas de las leyendas y cuentos más emocionantes de la tradición china.

5. Aumenta la capacidad analítica
La escritura y lectura del chino mandarín se realiza a través de caracteres o ‘sinogramas’, los cuales son representaciones gráficas de conceptos, sílabas y estructuras semánticas. Leerlo requiere que los niños hagan un análisis y comprensión mucho más profunda que nada tiene que ver con otros idiomas como el inglés, francés e inclusive el español.

6. Pone el cerebro a trabajar
El idioma chino mandarín es un lenguaje que se basa fundamentalmente en tonalidades, lo cual permite que ambos hemisferios del cerebro de los niños se activen. Ayudando a crear una barrera que impide que las neuronas poco a poco se vayan debilitando hasta deteriorarse, lo que conlleva a sufrir en el futuro de enfermedades degenerativas.

7. Facilita la comunicación con otras personas
El chino mandarín es una de las lenguas más hablada en el mundo entero; existen alrededor de 1050 millones hablantes (entre nativos y no nativos), esto quiere decir que, una de cada seis personas habla este lenguaje. Esto permite a los niños, poder intercambiar ideas y opiniones con otros pequeños de su edad o con personas mayores en su futuro, permitiendo una gran posibilidad de ampliar su vida social y laboral en la edad adulta.

Además, no podemos pasar por alto que aprender otro idioma permite tener un mayor número de posibilidades en el entorno laboral ya que una persona bilingüe es un excelente candidato para ocupar puestos importantes dentro de las empresas.

Idiomas como actividades extraescolares o complementarias

Cuando los niños aprenden otro idioma (ya sea chino mandarín, inglés o cualquier otra lengua), tanto su oído, cerebro y aparato fonador, son inducidos por estímulos que les aportan nueva información que le servirá para tener un futuro mucho mejor. Toda lengua tiene su encanto ya que es producto de la historia y cultura de su país lo cual se transfiere cuando se aprende. Y aprender idiomas como actividad extraescolar o complementaria es una excelente oportunidad.

Muchos estudios han demostrado que aprender otro idioma permite un desarrollo cerebral diferente en los niños ya que ambos hemisferios del cerebro se ejercitan al mismo tiempo; el lado izquierdo se capacita para ordenar e interpretar estructuras lingüísticas, además agrupa sonidos para la formación de palabras. Mientras que la zona derecha, se enfoca en procesar melodías y tonalidades.

El chino mandarín es un idioma que trae muchos beneficios a los niños, de igual manera, les permite conocer una cultura milenaria que está llena de tradiciones muy interesantes. ¿Tus hijos quieren estudiar chino?