Ricardo Velázquez entregó a Marín y a Valentín Menéses

By on septiembre 28, 2021
Gerardo Perez García
RUMOR SIN FRONTERAS
Por: Gerardo Pérez García
No hay crimen perfecto.
Porque al final del camino se encuentra una pista que lleva al autor intelectual o material.
En algunas ocasiones quien fue llevado a la crucifixión, parte al más allá sin saber quién lo entregó.
En otras, continúa con vida y en prisión recibe la información del personaje que lo traicionó y vendió por 30 monedas.
O bien, a cambio de continuar de Magistrado… “pide disculpa pública”.
Y sin pudor alguno no duda en testificar en contra de su ex jefe para retornar a un cargo gubernamental.
Es el caso de Ricardo Velázquez Cruz, Consejero Jurídico del gobernador Miguel Barbosa Huerta.
Ayer, Ricardo Velázquez, además de ser Consejero Jurídico del mandatario Marín, era “su abogado” en el proceso que se le seguía por el caso Lydia Cacho; se veían y trataban como “hermanos”.
Una vez que el litigio escaló hasta la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y se giró orden de aprehensión contra Mario Marín, resulta que el testimonio clave y definitorio fue el de Velázquez Cruz.
Sí, de quien se expresaba de Mario… “es mi hermano”.
Y era su Consejero Jurídico.
Y su abogado en el litigio.
Y para que no haya duda del serial de traiciones de don Ricardo, ahí está su declaración judicial del 2018… 13 años después de haber presidido con éxito la defensa ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación –SCJN-, que derivó en exoneración del entonces gobernador Mario Marín Torres.
Veamos el texto publicado por el periodista Héctor Hugo Cruz en Cambio –febrero 2021-
“… Quiero aclarar que yo me enteré de la captura y traslado de la señora (…) así como de una comunicación telefónica entre el señor Kamel Nacif y el entonces gobernador Mario Marín a través de los medios de comunicación (…)”, es como inicia el testimonio de Velázquez Cruz.
Puntualiza:
(…) “Quiero aclarar que el señor gobernador (…) me refiero en algún momento que quería que un empresario trajera sus inversiones al Estado de Puebla, refiriéndose a Kamel Nacif (…)
Quiero señalar que sé que tenía una relación de amistad el señor gobernador con el empresario, ya que en reiteradas ocasiones me refirió el señor gobernador que el señor era muy poderoso, puesto que era un empresario maquilador que tenía mucho dinero (…)”.
Para rematar:
“Que diga el testigo –Velázquez Cruz– por qué expresó su arrepentimiento al periódico El Sol de Puebla de haber defendido al entonces Gobernador de Puebla.
Respuesta: “Porque soy escritor y también soy periodista y en lo personal me parece que esta labor que hace la señora –Lydia Cacho- es muy noble y que su detención vista a los años pudo haber sido arbitraria”.
“NO METERÍA MANOS AL FUEGO NI DEFENDERÍA A MARIO MARÍN”
La entrevista que dio a El Sol de Puebla –15 de octubre 2018– en su carácter de Magistrado del Tribunal Superior de Justicia, Ricardo Velázquez Cruz se deslinda al cien por ciento de su “amistad y hermandad” que ayer profesaba y externaba al marinismo.
Y que su arribo al Poder Judicial fue ordenado por el entonces titular del Poder Ejecutivo.
Dijo al periodista Aldo Miguel:
“En estos momentos no lo defendería y no metería las manos al fuego por él”, fueron las palabras que, a 13 años del escándalo Lydia Cacho-Mario Marín, expresó Ricardo Velázquez Cruz, quien en su calidad de consejero jurídico de la administración estatal logró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) absolviera al ex gobernador priista por este caso de violación de garantías individuales de la periodista.
“En un tono de arrepentimiento, el ahora magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) pidió una disculpa a la autora de “Los demonios del Edén” (libro en el que evidenció una red de explotación sexual infantil en la que estaban involucrados empresarios y autoridades como Mario Marín) luego de justificar que lo defendió porque era su obligación hacerlo.
“Una de las mayores afectadas fue Lydia Cacho, a quien ofrezco una disculpa por mi actuar profesional, porque su causa es una causa digna, es una causa noble y creo que debemos de apoyar esas causas, no solo de ella sino la de muchas personas que están luchando por una situación mejor para las minorías, en este caso las niñas y los niños.
“De no haber defendido a Marín, quien enfrentó 11 juicios por este caso ante la PGR, la CNDH, EL Congreso de la Unión, ante el propio gobierno del estado y la SCJN… hubiera sido declarado culpable por el máximo tribunal del país y, por ende, hubiera sido removido del cargo de gobernador de Puebla”,concluye.
Y Velázquez no dudó también en orquestar la persecución contra Valentín Meneses Rojas –leal al cien de Marín– para dar el cerrojazo al “combate” del gobierno marinista corrupto, pues preparó el terreno para que una vez que el ex mandatario fuera detenido, aconteció 3 de febrero de este 2021, a los dos días fue aprehendido el ex secretario de Gobernación y Comunicaciones y Transportes de la administración de Marín Torres.
Y en un acto de cobardía difundió que fue la cabeza del “Grupo Chiapas” el que vendió la idea al gobernador Luis Miguel Barbosa para que diera el “vo.bo” y se procediera a la captura de Valentín Meneses.
Solo que al final del camino siempre queda una huella.
De ahí la interrogante:
Ayer traicionó a Marín, después a Moreno Valle… ¿mañana lo hará con Barbosa?
Al tiempo