Réplica de Teotihuacán fue descubierta en la ciudad maya de Tikal

By on octubre 6, 2021
teotihuacán
  • Lo que parecían colinas cerca del centro de la ciudad de Guatemala, eran ruinas parecidas a la ciudad más grande y poderosa de la Antigua América

El Sol de Puebla

En la ciudad maya de TikalGuatemala, recientemente un grupo de arqueólogos descubrió las ruinas de una antigua urbanización con características similares a Teotihuacán, descubrimiento que fue considerado como una réplica de la ciudad más grande y poderosa de la Antigua América.

El hallazgo, cuyos detalles fueron publicados en la revista Antiquity, fue hecho por Stephen Houston, profesor de antropología de la Universidad de Brown y Thomas Garrison, profesor asistente de geografía en la Universidad de Texas, ambas de Estados Unidos.

Para la investigación, utilizaron un software de detección de luz y rango, o lidiar, para dar con los restos de la antigua urbe maya en el centro de Guatemala, la cual se excava desde hace 70 años.

En dicho estudio se reveló que, lo que durante décadas se tomó por una zona de colinas naturales cerca en el centro de Tikal, en realidad era las ruinas de un barrio diseñado para parecerse a los de Teotihuacán.

Tras el análisis con lidiar, un equipo de arqueólogos guatemaltecos, dirigido por Edwin Román Ramírez, llevó a cabo una nueva excavación que ha dado lugar a ideas y grandes incógnitas sobre la influencia de la ciudad más poderosa de la Antigua América sobre la civilización maya.

En este sentido, Houston explicó que Tikal y Teotihuacán eran ciudades muy diferentes, ya que mientras la primera era pequeña y con mucha población, la segunda “tenía todas las marcas de un imperio”, ya que su influencia abarcó más allá de su centro metropolitano.

No obstante, afirmó que la evidencia muestra que la influencia de Teotihuacán moldó y colonizó innumerables comunidades a cientos de kilómetros a distancia.

“Independientemente de quién construyó esta réplica a menor escala y por qué, muestra sin lugar a dudas que hubo un nivel de interacción diferente entre ambas ciudades de lo que se creía anteriormente”, agregó.

EL DESCUBRIMIENTO

De acuerdo a los resultados de la investigación, publicados en la revista académica que se dedica a la arqueología y publica seis números al año con artículos de todo el mundo, los arqueólogos creyeron haber descubierto un área natural en el centro de Tikal, sin embargo, se trataba de un conjunto de antiguas edificaciones en ruinas.

El complejo, al parecer tenía la forma de la Ciudadela que los teotihuacanos construyeron, pero a menos escala, revelaron los investigadores; la réplica tenía las mismas alas norte-sur en una pirámide oriental, así como una plaza cuadrada y un embalse.

“El complejo arquitectónico que hemos encontrado parece haber sido construido para la gente de Teotihuacán o para aquellos que estaban bajo su control”, afirmó Houston.

Las excavaciones posteriores de Román Ramírez, confirmaron que algunos edificios se construyeron con arcilla y adobes, en vez de la tradicional piedra caliza, material tradicional entre los mayas; además de que las estructuras fueron diseñadas para ser réplicas más pequeñas de los edificios que componen la ciudadela de Teotihuacán.