Incertidumbre en Tecamachalco: habitantes no saben dónde está su edil

By on noviembre 24, 2021
sociedad
  • Si no fuera por la presencia de la Guardia Nacional y las flores en honor a los tres elementos asesinados, todo seguiría igual

El Sol de Puebla

Un mes y una semana les costó a los ciudadanos de Tecamachalco desencantarse otra vez de su gobierno municipal, lo que creían que sería el cambio resultó otra administración envuelta de escándalos. Incluso, no saben en dónde se encuentra su edil, Ignacio Mier Bañuelos, luego de que en esta demarcación tres ministeriales fueron asesinados por elementos de seguridad municipal.

Si no fuera por la presencia de la Guardia Nacional y por las flores que se encuentran a las afueras de la Iglesia de La Asunción en honor a los tres elementos que fueron asesinados, todo seguiría igual, pues los vecinos se acercan a ver las marcas de balas que están en el templo y hasta toman fotografías porque la zona ya no está acordonada.

La gente sigue asistiendo a misa, al zócalo y hasta al ex convento como si nada hubiera pasado. Para ellos la vida continúa, pero ese aire de incertidumbre sigue presente, pues no saben en dónde está su alcalde y temen por su seguridad.

Aunque la presencia de la Guardia Nacional en sus calles les debería de dar tranquilidad, es todo lo contrario, pues saben que su aparición es resultado de toda la violencia que en este municipio se ha registrado.

“Un día después de que pasó lo del asesinato de vieron muchos policías, del estado, del municipio y de la Guardia Nacional, aunque eso debería ser bueno nos hace sentir raros, intranquilos, algo nos dice que las cosas no están bien”, dijo el joven Carlos Pineda, quien vive a unas cuantas cuadras de la presidencia.

En un sondeo realizado por este medio los ciudadanos externaron su preocupación, pues al ser “un pueblo chico” todos saben lo que hacen y estos últimos días ya no han visto al edil Ignacio Mier llegar a la presidencia como usualmente lo hacía.

Lo que saben de su presidente es lo que han escuchado en las noticias, que dijo que el asesinato fue una confusión, que el secretario de seguridad, Alejandro Santizo se entregó con sus policías y que el caso se sigue investigando.

“Llegaba en su carro y se metía a la presidencia. A veces salía y recorría las calles o a veces estaba ahí un buen tiempo y se iba. Tecamachalco no es grande, así que lo veíamos constantemente y desde que eso pasó ya casi no se le ve”, compartió Juan, un vendedor de paletas en el zócalo que prefirió mantener así su nombre.

MEJORÍA NO HA LLEGADO, PESE A CAMBIO DE GOBIERNO

Esta situación los tiene preocupados, pues ya van tres periodos en dónde creen que el municipio mejorará, pero no ha sido así. Con el panista Inés Saturnina López “se soltó” el problema del huachicol, incluso en sus cumpleaños hacía fiestas grandes en vez de ayudar a comunidades pobres como las de El Salado, que como su nombre lo dice “están salados”, pues carecen de agua, otros servicios básicos y las calles no están pavimentadas.