Francisco Javier Soria, nuevo rector de la UAM Xochimilco

By on diciembre 1, 2021
Francisco Javier Soria

Francisco Javier Soria López fue designado por la Junta Directiva de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) como rector de la unidad Xochimilco para el periodo 2021-2025.

Soria López es egresado de la licenciatura en Arquitectura de dicha sede académica, con doctorado en Proyectos Arquitectónicos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. El investigador se desempeñaba como director de la División de Ciencias y Artes para el Diseño del mismo campus de la UAM y fue jefe del Departamento de Tecnología y Producción y de Proyectos Arquitectónicos de la universidad, llevando a cabo diseños, incluidos los acabados e interiores del edificio de oficinas de la Rectoría General y adecuaciones al centro de difusión cultural Casa del Tiempo.

En su plan de trabajo, el nuevo rector aseguró que el “mayúsculo desafío” para el retorno a las aulas debe ser permeado con acciones que disminuyan y mitiguen los riesgos de contagio de Covid-19, además de atender sus efectos sociales y psicológicos, ya que el estrés, la ansiedad, la depresión y el aislamiento han afectado a gran parte de la comunidad, por lo que planear y operar un regreso ordenado, gradual y cuidadoso será una de las principales misiones de la próxima gestión.

Si bien reconoció que el modelo educativo modular fue una propuesta “vanguardista” en su momento y sigue estando vigente, también se han evidenciado procesos “de desgaste, obsolescencia y, en algunos casos, de simulación”. Los alumnos y egresados han señalado los beneficios de su formación, pero simultáneamente deficiencias significativas de orden técnico, equipamiento, actualización de planes y programas de estudio e incluso de índole docente, expuso.

Indicó que cada vez más, los procesos sociales, entre ellos la enseñanza, están siendo permeados por el uso y la aplicación de tecnología digital –informática, comunicación, control numérico, automatización, robótica, inteligencia artificial, entre otras– por lo que la universidad requiere mantenerse a la vanguardia en ese ámbito, “aunque desafortunadamente la disposición de recursos ha sido una limitante que debe tenerse presente y buscar alternativas para dotar a la colectividad de instalaciones, equipo e infraestructura que permitan a los egresados integrarse a los mercados laborales con éxito”.

También Soria López destacó algunos ejes prioritarios para marcar un rumbo y orientación en el trabajo colectivo por venir: fortalecer la comunicación y la convivencia de la comunidad, promoviendo acciones institucionales encaminadas a generar un ambiente de respeto y amplia tolerancia a todas las expresiones y formas de ser, en especial aquellas que aporten a la erradicación de la violencia y las desigualdades, así como el uso del lenguaje inclusivo para generar condiciones de equidad e igualdad de oportunidades.

Asimismo, sostuvo que la creación de la Unidad de Prevención y Atención de la Violencia de Género (UPAVIG); la actualización de algunas normativas institucionales al lenguaje inclusivo y del Reglamento de los derechos de los alumnos ha sido sólo el inicio de un camino largo que debe acortarse, pues es necesaria la reeducación para contribuir a la erradicación de violencias y desigualdades.

Expuso que la universidad será ambientalmente responsable bajo un esquema amplio que recupere experiencias y proyectos en marcha, con el fin de desplegar medidas para instalar tecnología solar que ilumine algunos sitios; calentar un porcentaje del agua; recuperar la de lluvia, reutilizándola; incorporar elementos verdes, y disponer o reciclar de manera adecuada los desechos, entre otras posibilidades.