Tecnología de criptomonedas para mejorar los procesos de negocio en las organizaciones

By on mayo 12, 2022
cinvestav

Las transacciones empleadas en las negociaciones de criptomonedas sustituyen a los bancos por métodos donde los usuarios crean y gestionan una base de datos que supervisa el intercambio de información. Esa tecnología es la llamada blockchain, la cual usa el cómputo distribuido con el objetivo de escrutar los datos generados en esas actividades, almacenarlos y validar sus operaciones para evitar trampas, fraudes o actos de corrupción.

Las transformaciones administrativas en las organizaciones, motivadas por la pandemia, obligaron a las organizaciones a digitalizar sus procesos, y un grupo científico liderado por Miguel Morales Sandoval, investigador del Cinvestav Unidad Tamaulipas, propuso el uso de la tecnología blockchain con el propósito de hacer más eficiente el desarrollo de dichos procesos.

La esencia de la blockchain o cadena de bloques es el cómputo distribuido porque es una base de datos con una red de nodos conectados entre pares, se conforma por un conjunto de computadoras dispuestas en diversos puntos guiado por un protocolo informático específico, dispuesto para registrar cualquier tipo de transacción, y las personas encargadas de hacer funcionar la cadena (mineros) trabajan por un premio.

Al ofrecer confiabilidad, confidencialidad y seguridad en el manejo de datos, la propuesta científica fue emplear la metodología de blockchain en los procesos de negocios de una organización pública o privada, que se traduce en la adquisición de equipos, servicios e insumos, entre otros (aunque no tengan un fin de lucro), con el propósito de mejorar la eficiencia y la confianza de los usuarios durante su realización.

El proyecto se traduce en un software y desde el usuario, se emplea como una aplicación basada en la creación de contratos inteligentes que usan la cadena de bloques como almacenamiento y en la cual se puede desplegar un proceso de negocio; por su naturaleza permite hacer un seguimiento o analizar todas las tareas, es una herramienta útil para quien en su proceso de negocios tiene problemas de confianza, al desconocer si todas las actividades se realizan de manera adecuada, cumplen con los horarios, los datos son confiables y si las validaciones son correctas.

“Cuando se ejecuta un proceso de negocios entre diversas organizaciones, donde los involucrados manejan su propios datos y reglas de operación, el uso de la cadena de bloques puede asegurar la confianza entre ellos, porque al registrar y validar todas las acciones, garantiza la realización precisa de cada paso o tarea”, explicó Morales Sandoval.

La blockchain permite mejorar la eficiencia del proceso de negocios, además, mediante herramientas de la ciencia de datos hace posible analizar e identificar fallas, retardos o cuellos de botella, con el objetivo de proponer mejoras; representa un mecanismo inteligente que usa los datos de calidad para perfeccionar el sistema.

El objetivo de la investigación, publicada recientemente en la revista PeerJ Computer Science, fue aplicar en las organizaciones la tecnología de la cadena de bloques para solucionar los problemas que se origina por la generación de grandes cantidades de datos, derivados de la digitalización en la ejecución de los procesos de negocios y atender conflictos de seguridad, principalmente de confiabilidad.

Organizaciones públicas o privadas pueden usar la blockchain porque la herramienta ahora se encuentra disponible para su empleo. Una de las más conocidas es Ethereum, que ya tiene sus nodos y es funcional, por lo tanto, una institución podría integrar sus procesos digitalizados a una cadena de bloques pública, y los usuarios serían los mineros, encargados de validar o almacenar los datos, a los cuales se les podría o no ofrecerles algún tipo de incentivo por su trabajo.

Cuando las organizaciones no tienen posibilidad de usar las cadenas de bloques disponibles pueden “levantar” o instalar su propia cadena, con el objetivo de servir a propósitos específicos. Es común asociar la blockchain con criptomonedas, pero ahora se puede ver como una entidad independiente con múltiples aplicaciones, distintas del ámbito financiero, y la pueden usar los miembros de las organizaciones para ponerse de acuerdo en algo, donde todos estén conscientes de que nadie actúa mal.

“Por sus propiedades intrínsecas de seguridad e inmutabilidad, la blockchain almacena la información de forma confiable, a prueba de alteraciones, cualidad que le permite ser empleada para salvaguardar la integridad de los datos, además al rastrear las transacciones registradas y quiénes las realizan, es una tecnología atractiva para el combate a la corrupción, ya que todos sus datos almacenados deben estar validados, autenticados y no es posible modificarlos a posteriori”, sostuvo Miguel Morales Sandoval.